Aceite de Oliva Virgen Extra Auténtico de Agricultor, un mundo de nuevas e increíbles sensaciones

👤 Mi Cuenta

🛒 Mi carrito

Menú

Arbequina, hojiblanca y picual son algunas de las variedades de Aceites de Oliva Virgen que existen ¿pero sabes su diferencia? Varían aspectos como el tipo de aceituna, amargor, acidez, aroma, etc.

Hoy te explicamos las principales diferencias y características de cada variedad de aceituna y su aceite.

Aceite Arbequina

La aceituna arbequina es pequeña, su periodo medio de maduración es entre la segunda semana de diciembre y la segunda semana de enero. Gracias a su elevada producción y buen rendimiento graso, hace que sea una de las variedades con mayor porcentaje de extracción de aceite.

De esta aceituna salen como resultado aceites ligeros, suaves, con textura delicada y dulces. El sabor puede variar dependiendo de la clase de suelo y clima donde se cultive. Puede picar algo en garganta; es un claro indicativo de frescura.

Sus aceites son muy aromáticos, con notas olfativas características de almendra, tomate y manzana. Son de los más delicados frente a la oxidación, con lo que se deben consumir en poco tiempo, máximo 4-5 meses.

Al ser un aceite suave y dulce, es perfecto para introducir a los niños en el consumo de aceite de oliva. Se pueden elaborar mayonesas o salsas gracias a su sabor delicado y suave. En repostería, es perfecto como sustituto de la mantequilla. Además de ser un compañero ideal para tostadas y ensaladas, así como para pescados y mariscos. 

Esta variedad de aceituna aporta suavidad y sutileza a los platos, además de aromas afrutados.

Aceite Hojiblanca

La aceituna hojiblanca recibe este nombre del color blanquecino del envés de sus hojas. Es una aceituna de verdeo muy valorada por su alta capacidad de resistir en su recolección. Su floración se produce durante las dos primeras semanas de mayo, y su maduración se concreta entre finales de noviembre y finales de diciembre.

De su prensado se obtienen aceites de tonos dorados y sabor vegetal con toques dulces, aunque al final produce en garganta un ligero picor. Su aroma se caracteriza por oler a hierbas recién cortadas y frutales, gracias a esto, es perfecto para potenciar el sabor de pescados azules, como son el salmón o el atún o para utilizarlo en carpaccios. Es el compañero perfecto para pastas, cremas, salteados y conservas vegetales. El aceite hojiblanca es el mejor aromatizador para desayunos, aperitivos, ensaladas…

Es uno de los aceites que se recomienda para consumir cuando estamos a  dieta. Cuenta con un alto contenido de ácidos insaturados lo que potencia sus propiedades beneficiosas.

Aceite picual

La aceituna picual recibe este nombre por la forma puntiaguda al final de la aceituna. La maduración de sus frutos comienza en la segunda semana de noviembre hasta la tercera semana de diciembre. Es un árbol que se adapta a las diferentes condiciones de clima y suelo, pero no resiste muy bien a la sequía.

El aceite obtenido de la aceituna picual es de los más amargos y picantes. Tiene un intenso sabor a madera y hierbas recién cortadas, combinado con aromas a herbáceos frutales como son el olivo, la higuera y la tomatera, dando una gran fuerza y cuerpo.

Su aceite potencia el sabor del jamón, embutidos, cecinas y quesos. Perfecto para emplearse en ensaladas y carnes. Al utilizarlo para cocinar en altas temperaturas, mantiene muchas de sus propiedades, por lo que hace a este aceite picual perfecto para las frituras, como pueden ser para empanar y rebozar. 

También, es un aceite que le da un toque muy especial a los guisos lentos y conservas para alimentos en crudo o cocinados. Respecto a la repostería, puede sustituir la mantequilla en dulces tradicionales como las magdalenas.

El aceite picual es uno de los aceites con más antioxidantes, puede contener hasta un 80% de ácido oleico monoinsaturado.

Diferencias entre aceite arbequina, hojiblanca y picual

El Aceite de Oliva Virgen Extra es uno de los alimentos más ricos que incluye la dieta mediterránea. Contiene altos niveles de nutrientes que nos ayuda a mantener una dieta equilibrada y sana para nuestro día a día. 

Las principales diferencias entre los aceites de oliva virgen extra arbequina, hojiblanca y picual son:

  • Arbequina: Uno de los aceites más suaves y ligeros de estas variedades. En él se aprecian notas ligeramente picantes que terminan en un agradable sabor dulce. Destaca su sabor y aroma a almendra, recordando a frutas silvestres. Como ya hemos comentado es perfecto para utilizarlo gastronómicamente en ensaladas, postres y acompañamiento de otros ingredientes, ya que, gracias a su sabor dulce, no camufla el sabor de estos. Perfecto para acompañar a anchoas, bonito del norte o para hacer mayonesas o salsas.
  • Hojiblanca: Se caracteriza por su color y tono dorado y su sabor suave. En él se aprecian sabores dulces al inicio de su cata y un ligero sabor picante al final en garganta. Destaca su regusto a almendras y las notas de hierba fresca y afrutados, como la manzana o el plátano. Potencia el sabor de cualquier plato como el gazpacho o el salmorejo, además de pescados azules como el salmón.
  • Picual: Es el aceite más recio de los aceites de oliva virgen extra que te presentamos hoy. En él destaca su sabor y aroma a tomatera, con notas a madera. Es una de las variedades más picantes. Gracias a su alta cantidad en antioxidantes y polifenoles, es recomendable utilizarlo gastronómicamente en altas temperaturas como las frituras, ya que es el más resistente al calor.

Son tres variedades muy diferentes, que nos ofrecen infinitas posibilidades a la hora de utilizarlas. Cuando el Aceite es de calidad, cada una de ellas aporta un toque intenso y único en nuestro día a día.

En Mi Oliva Gourmet puedes encontrar cada uno de estos magníficos aceites de oliva virgen extra para así darle ese toque especial a tu cocina y sorprender a tus comensales.