Cuando amas lo que haces, a veces, te pasan cosas como esta...

Ayer sábado, como cualquier sábado, había enviado el correo electrónico para poner al día a los miembros del Club de como iba la campaña de recogida de Arraigo de este año.

Por si es la primera vez que estás aquí, Arraigo es un Aceite de Oliva Virgen Extra muy especial.

Es un proyecto que nació de una conversación con Migue, un agricultor de Puente Genil, que hacía un aceite muy especial y único todos los años, que repartía sólo entre familiares y amigos íntimos.

Ese Aceite sería el que se convertiría en Arraigo y Prima Mensa, pero esa es otra preciosa historia que te contaré otro día…

El caso es que, de repente, veo este email que quiero compartir contigo tal cual lo recibí y que me emocionó hasta el punto de saltárseme las lágrimas…

 

 

Quizás leas ese email y no sientas que es tan emocionante como yo lo sentí en ese momento.

Intentaré explicarte por qué me sentí así…

Este es el segundo año que ponemos Arraigo “en el mercado” como dice Migue. Entrañable.

¿Que qué tiene de especial?

Todo…

Hay tanto esfuerzo y sacrificio, tantas horas, tanto dinero invertido (y perdido, no te lo voy a negar), tanta fe en crear algo único, que nunca se ha visto hasta ahora en España.

Momentos en los que piensas en dejarlo todo, en que no merece la pena, en que no vas a lograr que la gente llegue a apreciar lo que es un auténtico Aceite de Oliva de toda la vida… De los que ya hay muy pocos…

Pero entonces recibes este email y todo cambia…

Es entonces, y solo entonces, cuando te das cuenta de que todo lo que has perdido, en realidad lo has ganado.

En que has ayudado a crear algo irrepetible, único y realmente especial.

Y que merece la pena seguir adelante.

En que este es un proyecto que solo acaba de empezar.

Y en que ese sueño que un día tuviste se está empezando a hacer realidad.

Si Arraigo es capaz de hacer sentirse así a Franca, a la que fue un nieta de olivareros y ahora es una abuela de 80 años, sabes, al 100%, que merece la pena seguir adelante.

Son 6 generaciones acuñadas en el saber de una sola persona, por herencia y por legado…

No solo eso, sientes la obligación de seguir adelante.

Estamos creando una gran familia, el Club Mi Oliva Gourmet, donde estamos ya casi 1500 personas, los que realmente apreciamos el valor de lo auténtico. Que sabemos disfrutar y apreciar el sabor de la tierra, del auténtico Aceite de Oliva Virgen Extra, del que no se encuentra en ningún supermercado, en ninguna tienda…

Un Aceite, como Arraigo, el que selecciona Migue todos los años en el olivar directamente, tras un año de mimos y cuidados de cada olivo, que no está mezclado…

Un Aceite que conseguimos que llegue a casas como la de Franca sin que hayan pasado ni 7 días desde que se recogieron las aceitunas.

Quizás estés leyendo esto solo por curiosidad…

O quizás te hayas dado cuenta, como me pasó a mi ahora hace ya dos años, que hay cosas que están más allá de un nombre o una imagen bonita…

Que hay productos que están más allá de su precio…

Que detrás, hay una historia de generaciones…

Solo si te sientes identificad@ con esos valores, quiero invitarte a que entres en nuestra familia, el Club Mi Oliva Gourmet y que pruebes Arraigo.

Esto, es solo el principio…

Con Amor,

Julio

Al suscribirte al Club, aceptas nuestra Política de Privacidad. Mi Oliva Gurmet Sur SL te informa de que los datos de carácter personal que nos proporciones serán tratados Mi Oliva Gourmet Sur SL como responsable de esta web. La finalidad es enviarte mis publicaciones, así como promociones de productos y/o servicios. Tu legitimación se realiza a través de tu consentimiento. Debes saber que usamos Mailchimp como plataforma de email marketing y que tus datos serán transferidos a Mailchimp para procesarlos. Puedes consultar la política de privacidad de Mailchimp aquí. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@miolivagourmet.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Para más información consulta nuestra Política de Privacidad.

________

PD: Como habrás imaginado después de leerlo, la imagen no es de Franca, aún no me ha dado tiempo a conocerla. Pero lo haré. Y compartiré también, contigo, su historia. Puse esa imagen porque creo que simboliza todo lo que sentí aquel sábado…