Todos los que optamos por un Aceite de Oliva Virgen Extra directo desde la Almazara tenemos algo en común: apostamos por nuestro bienestar y por nutrirnos con productos de calidad.

También somos conscientes de que al sector de los grandes fabricantes lo único que le interesa es crear productos cada vez más baratos, cada vez más procesados, con sabores creados artificialmente, más rentables para ellos y, por supuesto (aunque esto no lo dicen), que cada vez son peores para nosotros y nos impiden tener una alimentación completa y saludable.

Estoy seguro de que se sientes identificado, identificada con esto, así que lo que vas a leer ahora te interesa 😉

Si aún no has probado un Aceite de Oliva Virgen Extra directo desde la Almazara te contaré los beneficios de una forma muy sencilla: el Aceite de Oliva Virgen Extra es un zumo, sí, como el de naranja, se obtiene de el fruto de un árbol, el olivo. Y como zumo que es, si no se cuida con todo el mimo del mundo, pierde todo tipo de propiedades, tanto las que son beneficiosas como las organolépticas (es decir, sabor, matices, olores, etc.).

¿Alguna vez has probado algo y has dicho: «guau! esto está increíble! delicioso! exquisito! ¡Nunca había probado nada igual!«? Seguro que sí.

Ahora dime la verdad, ¿te ha pasado alguna vez con un Aceite de Oliva?

Si la respuesta es sí, tienes suerte. Si la respuesta es no, es lo normal, te explicaré por qué.

Lo que no quieren que sepas sobre el Aceite de Oliva Virgen Extra

El AOVE se clasifica oficialmente como «Virgen Extra» por dos parámetros principales:

  • Que se obtenga solo por procedimientos mecánicos
  • Que la aceituna sea de una calidad superior

Que la aceituna sea de una calidad superior se mide con la acidez, fundamentalmente. Para que sea Virgen Extra, esta acidez tiene que ser menor de 0,8º. ¿Qué hacen los grandes fabricantes?. Te lo explicaré con un ejemplo:

Cogemos 750ml de un aceite con 1º de acidez (que no cumple como Virgen Extra) y lo mezclamos con 250ml con un aceite con 0,2º de acidez. ¡¿Qué se obtiene?! (redoble de tambores….): ¡UN LITRO DE ACEITE CON 0,8º DE ACIDEZ!

Así que esta es la conclusión: tengo un aceite que era mucho peor, pero que al añadirle un 25% de aceite mucho mejor, pues me llega al mínimo de 0,8º de acidez para que sea Virgen Extra. ¡Bingo! Lo que hablábamos al principio.

¿Crees que habrá diferencia entre un litro ese aceite mezclado, que «sale», por matemáticas, Virgen Extra y un litro del Aceite Virgen Extra 100% original que tenía 0,2º de acidez?… ¡Es más que evidente! ¡No tienen nada que ver ni en calidad ni en sabor!

Es terrible, pero es así.

Imagínatelo con un zumo de naranja natural.

Imagina que pides un zumo de naranja natural en un bar. El dueño del bar coge 2 naranjas peores que tiene en el almacén, las exprime, coge el coche, va a otra ciudad, coge una naranja riquísima, la exprime. Vuelve. Mezcla los dos zumos. El resultado es un zumo que está bien. Te lo sirve. Tú te lo tomas creyendo que está muy bueno. En realidad, nunca probarás el sabor (y no digamos los beneficios) de un zumo con tres naranjas de las riquísimas, por lo que: ojos que no ven, corazón que no siente.

¿Por qué un Aceite de Oliva Virgen Extra con nombre y apellidos?

Sigamos con el ejemplo del zumo de naranja ¿a qué es muy fácil de entenderlo así? 😉

Este dueño del bar tiene una cadena de miles de bares por toda España, así que piensa: Si en vez de tener que comprar las dos naranjas peores y tener que ir a por la naranja riquísima para mezclarla cada vez, sería mucho más barato si compro toneladas de naranjas peores ya exprimidas, un 25% de naranjas riquísimas ya exprimidas, las mezclo, las envaso y lo guardo todo en un centro logístico desde que voy mandando zumo «del bueno» a todos mis bares cada vez que lo necesiten.

¿Pero donde y cómo encontrar tantas naranjas? ¡Imposible! ¡No conozco a ningún agricultor! Y hablar con cientos de cooperativas sería mucho trabajo.

Pues ahí entran los grandes operadores, son ellos los que compran y venden grandes cantidades de esos aceites peores y otros mejores a las cooperativas y se lo venden la los «dueños de cadenas de bares». Estos «grandes operadores» como compran mucho, tienen un gran control de la oferta y la demanda, con lo que pueden apretar en el precio a unos y a otros.

Y ¿donde está el zumo de las naranjas riquísimas recién exprimido? No está, no lo vas a encontrar en una cadena de supermercados o una gran superficie comercial.

¿Por qué? Porque estos aceites extraordinarios y riquísimos que tienen nombre y apellido están en manos de agricultores que no tienen capacidad para venderte su aceite directamente a ti. Algunos lo exportan, otros lo venden por los canales de Hostelería, etc.

Pero a ti, directamente a ti, les es tan complicado que muy pocos lo hacen.

¿Por qué un Aceite de Oliva Virgen Extra directo de la Almazara?

Te contaré otro gran secreto que no quieren que sepas: Compran toda esa cantidad ingente de «zumo de aceituna» a principio de temporada, lo envasan y lo guardan envasado en los grandes centros logísticos meses y meses y donde va perdiendo sabor y propiedades beneficiosas por días.

Imagina la gran diferencia que hay con un Aceite de Oliva Virgen Extra directo de la Almazara, donde se guarda en unas condiciones perfectas de conservación, en depósitos especialmente diseñados para ello, a temperatura constante y sin que sufra los efectos de oxidación por contacto con la luz, el aire o la temperatura.

¡No hay color!

Mira esta foto. Está hecha hace una semana. Cuando estoy escribiendo este artículo es julio. Han pasado 6 meses desde que terminó la campaña.

Mira que color.

Es Estirpe sin filtrar, uno de nuestros Aceites de Oliva Virgen Extra directo de la Almazara que, como todos nuestros aceites, se acaba de envasar.

Se ha conservado como oro en paño, para que tenga casi intactas todas las propiedades beneficiosas y un sabor, matices, olores, sensaciones increíbles que tienes al tomarlo.

Es como ese «zumo de naranja riquísimo», y no quieren que sepas ni que existe.

El sueño de Mi Oliva Gourmet, nuestro sueño, ¿tu sueño?

Todo esto que te he contando son las razones por las que creamos Mi Oliva Gourmet: para poderte hacer llegar algo increíble, algo como nunca antes has probado. Para que puedas decir, esta vez con propiedad: «guau! esto está increíble! delicioso! exquisito! ¡Nunca había probado nada igual!«

Después de eso, nunca volverás a probar ningún Aceite que no sea uno «con nombre y apellidos». Directamente de la Almazara. Directamente a tu hogar, tu familia, tus amigos… con quien quieras compartirlo.

Ese es nuestro sueño. Que los agricultores como Migue no tengan que malvender, muchas veces incluso por debajo de lo que le cuesta, este zumo de aceituna extraordinario a la cooperativa que lo mezclará con los del resto de cooperativitistas, estas a su vez a los grandes operadores que lo mezclarán con otros peores, estos a su vez a las grandes superficies, que lo meterán en sus centros logísticos durante meses y estos a su vez a ti.

Por una Agricultura justa. Por un producto auténtico con todas las propiedades beneficiosas. Por ti y por tus seres queridos. Por disfrutar de algo único e inigualable.

Es es nuestro sueño.

¡¿Quieres formar parte de él?!

Pulsa aquí y prueba ahora Estirpe sin filtrar 😍

Para nosotros será algo increíble que te unas.

¡Gracias!

Logo Club Mi Oliva Gourmet

Recibe ofertas exclusivas!!

No te vayas sin antes suscribirte al Club Mi Oliva Gourmet! Cada vez que encontremos un nuevo y exquisito Aceite te avisaremos. Además, enviamos algunas ofertas realmente buenas cada cierto tiempo ;) Todo esto y mucho más en el Club Mi Oliva Gourmet.

¿Te lo vas a perder?

Gracias! Has enviado la información con éxito. Revisa tu bandeja de entrada para confirmar tu email y personalizar tu experiencia. [email protected]!