Aceite de Oliva Virgen Extra Auténtico de Agricultor, un mundo de nuevas e increíbles sensaciones

👤 Mi Cuenta

🛒 Mi carrito

Menú

El Aceite Hojiblanca obtiene ese nombre del color blanco del dorso de la hoja del olivo del que procede. Proviene, fundamentalmente, de Córdoba, Málaga, Sevilla o Granada, aunque la cuna es el Olivar de la zona de Puente Genil. Es un aceite que presenta una amplia gama de sabores, destacando su sabor dulce y afrutado, ligeramente picante en garganta y regusto almendrado.

¿Quieres saber más sobre el aceite de oliva hojiblanca? Sigue con nosotros.

¿Qué es el Aceite Hojiblanca?

El Aceite Hojiblanca es una de las variedades más conocidas del Aceite de Oliva Virgen Extra. Se caracteriza por la tonalidad blanca del reverso de las hojas del olivo del que se extrae. Además, la aceituna de los olivos hojiblancos es redonda, de un calibre medio-alto en relación con otros tipos de aceitunas, como son, la arbequina y la picual.  

El aceite que se obtiene del prensado de sus frutos tiene unas características medias en relación a otras aceitunas en cuanto a su amargor. Su contenido en ácido oleico es medio, en torno al 70% del total de ácidos grasos. Esto hace que sea más resistente a su oxidación a altas temperaturas que otros tipos de aceites.

Recién cosechado, se caracteriza por tener un aceite de color verde dorado, aunque dependiendo del estado de maduración de la aceituna de la molienda puede salir un tono más oscuro o claro. 

Si la aceituna está en un punto de maduración temprano, el aceite tendrá unas tonalidades más verdosas, sobre todo si es aceite sin filtrar.

Principalmente, es típica de la zona central andaluza, abarca principalmente el Norte de la provincia de Málaga, el Sur de la provincia de Córdoba y zona Este de Sevilla. Su origen se remonta a la población cordobesa de Lucena, aunque su mayor apogeo se desarrolló en la zona de Puente Genil, considerado uno de los mejores del mundo.

Características del Aceite Hojiblanca

Una vez pruebes este gran Aceite de Oliva Virgen Extra ya no querrás cambiar de aceite. Este oro líquido tiene una personalidad propia que lo hace único entre los demás tipos de aceites del mercado. Y se debe a sus propiedades:

  • Los olivos hojiblancos son árboles vigorosos con una alta resistencia a sequías y heladas.
  • Su fruto es de maduración tardía. Sus producciones son alternantes y se considera una variedad vecera, es decir, que el fruto debe recolectarse temprano para que le de tiempo al olivo a recuperarse para la siguiente campaña.
  • El tamaño de sus aceitunas es grande y redondeado, es por eso que también se utiliza como aceituna de mesa.
  • La hoja del olivo hojiblanco es lanceolada, larga y de anchura media.
  • El color de su piel cuando alcanza la madurez es de una tonalidad rojiza violeta.
  • Su nivel de amargor es medio, con un picante en el regusto con notas dulces.
  • Se caracteriza por su aroma herbáceo, a tomillo, hierbabuena o algunas hortalizas, aunque la plenitud de sus aromas dependerá de la zona donde se cultive.
  • Su sabor afrutado intenso recuerda al plátano, manzana y matices cítricos. Estos sabores se verán enriquecidos o mitigados en función también del olivar donde se encuentren.

Propiedad del Aceite Hojiblanca

Base de la dieta mediterránea

Este AOVE es idóneo para utilizarlo en crudo o incluso en fritos, gracias a su mayor resistencia a las altas temperaturas. Sus propiedades ofrecen un singular resultado sobre los alimentos potenciando su sabor.

Beneficioso para la salud

El aceite hojiblanca destaca por ser uno de los Aceites de Oliva Virgen Extra que menos grasas tienen. Además, contiene un alto contenido en vitamina D, mucho mayor que en otras variedades de aceites de oliva virgen extra. 

Hidratantes

Este magnífico oro líquido contiene cualidades que se suelen aplicar a la belleza corporal, como en tratamientos para la piel gracias a su alto poder antioxidante, debido a que es una fuente rica en ácidos grasos y triglicéridos. 

Usos del Aceite Hojiblanca

El aceite hojiblanca es un aceite que crece en la sartén cuando alcanza una determinada temperatura, por lo que solo tendrás que verter un poco. Uno de los AOVEs más versátiles a la hora de utilizarlo en la cocina:

  • Aliños de ensaladas, potencia el sabor.
  • Frituras, admite un buen número de utilidad, mejora el sabor.
  • Guisos de pescados como son el de bacalao y atún.
  • Carpaccios de pescado o carne.
  • Consumo en crudo como, tostadas con tomate y jamón por ejemplo.
  • Idóneo para pescados azules, cremas, pasta, gazpachos o salmorejo, este oro líquido hace que su sabor se potencie aún más.

Otro de sus usos es en los helados. El número de maestros heladeros que utiliza el aceite hojiblanca está creciendo cada vez más. El AOVE hojiblanca es una excelente opción ya que ayuda a potenciar el sabor.