El AOVE Arbequina es un tipo de aceite típico de Lérida y Tarragona, aunque, en los últimos años se ha extendido por toda España, especialmente por Andalucía y Castilla La Mancha. Se caracteriza por ser una aceituna pequeña, amoldándose muy bien a las nuevas plantaciones superintensivas.

¿Quieres saber más sobre el aceite arbequina? Sigue leyendo nuestro post.

¿Qué es el Aceite Arbequina?

La aceituna arbequina es una de las más pequeñas de las olivas que se emplean para elaborar aceite en España. Tiene un peso promedio de 2 gramos, con un alto contenido graso.

El promedio de maduración de las aceitunas arbequinas se sitúa entre la segunda semana de diciembre y la segunda de enero. El volumen de las hojas del olivo es menor y, el color de las mismas, se acerca al verde oscuro. 

Es un aceite de sabor muy suave y dulce, haciendo más sencilla su aceptación para los paladares que no están acostumbrados al consumo del AOVE.

Respecto a su conservación, hablamos de uno de los aceites más exigentes ya que es más inestable y propenso a la oxidación, debido a su alta concentración de ácidos polinsaturados. Debemos tener en cuenta su caducidad e instrucciones de conservación, para que su mantenimiento esté óptimo al consumo.

Características del Aceite Arbequina

Una de las principales características es su sabor dulce, no tiene ningún regusto amargo. En general, el aceite arbequina es el adecuado para quienes buscan un Aceite de Oliva Virgen Extra de sabor suave. Es un aceite muy aromático, con toques afrutados, de plátano y manzana

También, hay que indicar que el aceite arbequina tiene valores de polifenoles ligeramente inferiores al resto de variedades. 

Las principales características del aceite arbequina son:

  • Su forma es corta y elíptica, de color verde y tiende a un tono amarillento conforme avanza el proceso de maduración.
  • Su coloración influye en el color del aceite arbequina típico., un aceite verde tirando a amarillo que se va haciendo más transparente con el tiempo.
  • La hoja del olivo arbequina tiene una hoja elíptica, corta y de anchura media.
  • La arbequina es resistente al frío.
  • Sensible a la mosca de la aceituna y a la clorosis en terrenos muy cálidos.
  • Variedad de alta producción y de forma constante y regular.
  • Es una variedad temprana.
  • Se cultiva en marcos de plantación en espaldera para mejorar el rendimiento de las cosechas.
  • Su aceite se caracteriza por ser suave, fluido y con una fragancia muy particular.
  • Alto porcentaje de ácido oleico, que potencia sus propiedades beneficiosas.

Propiedades del Aceite Arbequina

Una vez son molidas las aceitunas arbequinas en la almazara, el aceite que resulta tiene aromas similares a frutas y almendras, mientras que su sabor amarga y  pica muy poco, sin dejar rastros de sequedad en el paladar.

El Aceite de Oliva Virgen Extra Arbequina se considera un aceite limpio, fresco y herbal, con notas de manzana, almendras dulces e incluso con matices de alcachofas. Este tipo de aceite contiene menos polifenoles que otras variedades, produciendo un aceite con un gusto muy suave.

Todos estos matices se ven enriquecidos o variados en función del olivar y la zona de donde procede.

El AOVE arbequina es perfecto para introducir a los más pequeños en el consumo de aceites de oliva, gracias a su sabor dulce.

Usos del Aceite Arbequina

El aceite arbequina apenas deja regusto y no eclipsa el sabor de los alimentos a la hora de utilizarlo. Combina a la perfección con diversas cocinas, entre ellas tenemos a los pescados blancos y carnes, junto con verduras cocidas o crudas.

Es uno de los pocos aceites perfectos para preparar exquisitas mayonesas, salsas suaves y se utiliza mucho en postres, gracias a su sabor característico dulce, como sustitutivo de la mantequilla. Se pueden elaborar tanto tartas como helados, incluso en crudo en tostadas. 

En crudo es el compañero idóneo para tostadas y ensaladas, junto con ingredientes como el kiwi, manzanas y pasas. Incluso para las macedonias y papillas de frutas.

También, se recomienda para pescados y mariscos como, por ejemplo, para los boquerones en vinagre, marinados de salmón, etc.